PANDA ROJO » Un mamífero similar a osos panda y mapaches

Advertisement

Aunque el panda rojo comparte varias características con otras criaturas como los mapaches, o los enormes osos de color blanco y negro que llevan un nombre similar al suyo, realmente conforman una familia única mejor conocida como Ailuridae, una especie de animales mamíferos terrestres, es decir, ejemplares que dependen de las glándulas mamarias de sus progenitoras para alimentarse y desarrollarse, solo que éstos en particular, destacan por su abundante pelaje rojizo y su cola anillada.

Advertisement

Comportamiento y características distintivas del panda rojo

El panda rojo es un espécimen de comportamiento solitario, territorial y con hábitos nocturnos, pero también es activo durante las horas crepúsculares.

Advertisement

En el día se límita a permanecer sobre los árboles, donde acostumbra dormir. Por otra parte, disfruta asearse constantemente del mismo modo que los gatos.

Ahora bien, entre sus características distintivas resalta el color de su pelaje, el cual luce tonos marrones rojizos en casi todo el cuerpo, a excepción de su rostro, que es blanco con marcas oscuras y alargadas que se extienden bajo sus ojos hasta llegar al hocico.

La zona inferior de este animal terrestre suele ser mucho más oscura, con matices de un marrón o negro intenso, mientras que su cola exhibe un juego de anillos color ocre.

Rasgos adicionales del ailiúrido rojo: una especie independiente

Además de su color, este mamífero terrestre cuenta con otros rasgos que ayudan a distinguirlo mejor, como su tamaño, que oscila los 50 y 60 centímetros de longitud, es decir, la media de un gato doméstico, con la diferencia de que su cola le agrega más de 40 centímetros adicionales.

No obstante, se trata de una especie con dimorfismo sexual, así que generalmente el macho es más grande que la hembra.

En este sentido, el ejemplar de mayor volumen puede pesar de 4 kilos y medio a un máximo de 6 y medio. Por otra parte, las más pequeñas apenas rondan entre 3 y poco más de 4 kilogramos.

Su cola luce un pelaje tanto grueso, como abundante, tiene las patas delanteras más cortas que las extremidades posteriores y el hueso de su muñeca está bastante desarrollado, por lo que se le suele reconocer a manera de “pulgar falso”.

Es un animal de hocico y orejas puntiagudas, con ojos y naríz de color negro. Pese a ser clasificado erroneamente como una subespecie de oso panda, en algunas ocasiones, o pariente directo de los mapaches, en otras, lo cierto es que el ailúrido rojo es una especie totalmente independiente.

Alimentación: de la leche materna a una dieta más variada

Al igual que cualquier integrante de los animales mamíferos terrestres, el panda rojo se nutre de la leche materna de su progenitora después de nacer.

Sin embargo, a medida que va madurando adopta una alimentación omnívora en la que degusta consumir materia vegetal y carne.

En este sentido, puede ingerir desde insectos y huevos, hasta pájaros y otros tipos de especímenes pequeños también de clase Mammalia.

No obstante, al igual que el oso panda, su alimento principal es el bambú, que consume durante prolongados lapsos de tiempo porque carece de nutrientes.

Un hábitat fresco y con mucho bambú

El panda rojo se distribuye en distintas áreas de Asia, en las zonas montañosas de Birmania y Nepal, algunas regiones de la India y China.

Ciertamente su hábitat son los bosques coníferos y caducifolios con clima templado, generalmente donde hay extensas áreas con su principal fuente de comida, el bambú.

A pesar de ser un animal terrestre, disfruta reposar sobre los árboles, donde además de descansar también se alimenta. La temperatura de su entorno no suele sobrepasar los 25°.

Reproducción del mamífero rojizo con cola anillada

La reproducción de este curioso mamífero terrestre de pelaje rojizo y cola anillada, se basa en un proceso vivíparo con fertilización interna, o en otras palabras, un encuentro sexual y crías que se forman por completo en el vientre de las hembras para luego nacer vivas.

Los panda rojos se consideran maduros al cumplir un año y medio de edad aproximadamente, momento en el cual comienzan a copular con varios miembros.

De hecho el período de apareamiento comienza en invierno, y los machos acostumbran a impregnar su olor en los árboles o sencillamente con su orina.

Aunque es común que se unan sexualmente en el suelo, muchas veces la hembra prepara un nido en algún árbol hueco, tras pasar por una etapa de gestación que puede durar incluso casi 160 días.

Cada camada es de alrededor de 4 crías, las cuales carecen del sentido de la vista y el oído, y todos ellos se quedan al lado de su madre hasta ésta tenga nuevos hijos.

Depredadores más comunes del panda rojo

Los principales depredadores del pana rojo son las panteras de las nieves, pero también sufren el impacto negativo de la deforestación.

Es por ello que actualmente se catalogan como una especie “vulnerable”, y el número de su población se ha ido reduciendo progresivamente en los últimos años.