Liebre, uno de los animales terrestres más rápidos de la historia

La liebre es un animal terrestre originario del continente Europeo, se trata de una especie cigenética más grande del conejo. Existen diversas especies pero la que más se destaca entre todas es la lepus europaeus distribuida en las islas del Mediterráneo.

Sus hábitos son principalmente nocturnos y crepusculares, es rápida ya que recorre distancias largas. Una diferencia importante es que para huir de los enemigos, excava profundas madrigueras ya que gracias a su coloración puede camuflarse sin problema de sus depredadores. Entre ellos tenemos: gatos monteses, lobos, zorros y otras especies rapaces de gran envergadura.

Conozcamos algunas de sus características a continuación.

Características físicas de la liebre

Su cola y orejas son de gran tamaño a diferencia que las del conejo. Con una coloración negra en su dorso muy resaltante sobre el pelo rojizo.

Posee un vientre blanco y las hembras con grandes sin embargo no hay mucha diferencia entre ambos sexos.

Velocidad y Camuflaje

Al igual que los conejos, las liebres son rápidas y pueden adaptarse a velocidades de hasta 40 millas por hora.

En invierno, lucen un brillante manto blanco que les proporciona un excelente camuflaje en la tierra del hielo y la nieve. En primavera, los colores de la liebre cambian a azul-gris en aproximación a las rocas y vegetación locales.

Hábitat de la liebre

La liebre habita específicamente en zonas agrícolas, con terreno abierto. Se adapta con mucha agilidad y desarrolla la capacidad defensiva dependiendo de la etiología de cada especie.

Se encuentra además en terreno donde predominen sembrados con cereales y monte bajo si es posible. La liebre no es capaz de adaptarse a la alta montaña. Tiende a vivir en zonas de 2000 metros.

Alimentación de la liebre

El tipo de alimentación de las liebres se conforma en un 75% de gramíneas, así como cortezas de plantas, bulbos, frutos silvestres y carroña,

La comida puede ser escasa en el Ártico, pero las liebres sobreviven comiendo plantas leñosas, musgos y líquenes que pueden excavar a través de la nieve para encontrarlos en invierno. En otras estaciones comen brotes, bayas, hojas, raíces y corteza.

Tradicionalmente, la liebre ártica ha sido importante para los nativos americanos. Estos animales bastante abundantes son cazados como recurso alimenticio y por su piel, que se utiliza para hacer ropa.

Comportamiento de la liebre

Las liebres del Ártico son a veces solitarias, pero también pueden encontrarse en grupos de docenas, cientos o incluso miles de individuos.

A diferencia de muchos mamíferos, los grupos de liebres del Ártico se dispersan en lugar de formarse durante la temporada de apareamiento.

Los animales se emparejan y definen territorios de apareamiento, aunque un macho puede tener más de una pareja femenina.

Reproducción de la liebre

Se trata de un animal solitario que en temporada de celo solo se ve con su pareja o grupos pequeños. Este es capaz de alcanzar la madurez sexual a partir de los 12 meses cuando ya se considera adulta.

La época de reproducción y de celo ocurre durante todo el año lo cual se ve favorecida por la climatología y abundancia de alimentos. El porcentaje aproximado de hembras preñadas ocurren en abril-julio.

Luego de la primera copula, queda fecundada la hembra y la ovulación comienza a interrumpirse. Además, es capaz de almacenar los espermatozoides luego del apareamiento creando dos diferentes embarazos.

Pueden tener hasta tres partos en el año con un promedio de al menos dos lebratos, esto puede variar.

Las hembras dan a luz una camada al año, en primavera o a principios de verano. De dos a ocho liebres jóvenes crecen rápidamente y en septiembre se parecen a sus padres. Estarán listos para reproducirse al año siguiente.

 

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…