GORILA » El enorme primate del continente africano

Aunque es el primate más grande del planeta y uno de los animales terrestres que más se acercan geneticamente a los humanos, el gorila, una criatura que pertenece a la familia Hominidae, solamente posee dos especies, los “orientales” y los “occidentales”, que a su vez se separan en un par de subespecies cada una, las cuales ocupan parte de los bosques tropicales, selvas y zonas montañosas del continente africano.

Características del gorila: la imponente apariencia del tranquilo animal

El gorila tiene una altura aproximada de casi dos metros, sin embargo, el macho es más grande que la hembra, evidenciando un marcado dimorfismo sexual.

Pese a ser una criatura de apariencia bastante robusta cuyo peso supera los 150 kilogramos, realmente se trata de un herbívoro terrestre muy tranquilo que se alimenta de frutas y demás materia vegetal.

Su rostro es chato y ancho, tiene orejas y ojos pequeños, una frente abultada y en la parte superior de la cabeza, su pelaje forma una especie de cresta que resalta más en el macho que en la hembra.

Asimismo, el color de cada ejemplar varía dependiendo de la especie a la que pertenezca, por ello hay algunos marrones, negros o grises.

Cabe destacar que estos individuos no tienen pelos en la zona de la nariz, boca, orejas, pecho, manos y las palmas de los pies.

Especies semejantes a los seres humanos

Son animales terrestres cuadrúpedos, es decir, poseen cuatro patas, de las cuales, las frontales se asemejan a un par de brazos humanos que cuentan con cinco dedos, no obstante, suelen emplearlas para desplazarse sobre el suelo utilizando los nudillos.

Sus manos y pies les ayudan a tomar y manipular objetos con destreza y facilidad. Además, estos primates también tienen huellas dáctilares.

Los gorilas tienen un total de 32 dientes de leche que reemplazan por molares y caninos permanentes. De igual manera, la mandíbula del macho es enorme en comparación al maxilar.

Hábitat y distribución del primate más grande del mundo

Los gorilas viven en los bosques tropicales de África, pero se dividen en algunos países y zonas de acuerdo a la especie y subespecie, sobre todo donde haya vegetación para la alimentación de estos herbívoros terrestres.

En este sentido, el gorila oriental de llanura se desplaza en las zonas boscosas del este de la República Democrática del Congo.

Por su parte, el gorila occidental de llanuras y tierras bajas, vive en los biomas tropicales de Camerún, Guinea Ecuatorial, Gabón, República Centroafricana y el Congo.

Con respecto al hábitat del gorila de montaña, abarca África Central, específicamente en el Parque Nacional de Virunga, el Congo.

Un dato importante sobre el comportamiento del primate más grande del mundo en estado silvestre, es que no suele dormir en el mismo lugar, así que busca distintas áreas diariamente para descansar.

Conoce los hábitos alimenticios del gorila

El gorila es un animal herbívoro terrestre que se alimenta de hojas, corteza de árboles, semillas, frutas y otros comestibles de origen vegetal.

Es un ejemplar de hábitos diurnos, por lo tanto, es bajo la luz del sol que ingiere las 50 libras de comida necesarias para mantenerse saludable.

De igual manera, el gorila se hidrata con el agua de toda la materia vegetal que consigue a su alrededor, disminuyendo así la necesidad de recurrir a grandes fuentes acuáticas para abastecerse del vital líquido.

Reproducción: otro proceso en común con el hombre

El gorila alcanza la madurez sexual a partir de los sietes años, sin embargo, el proceso de procrear comienza al cumplir los diez y doce años.

El macho dominante copula con varias hembras. Después del encuentro sexual, la madre tiene un período de gestación de ocho a nueve meses.

Habitualmente da a luz a una sola cría, aunque en algunos casos pueden ser dos, no obstante, en estas oportunidades disminuyen sus posibilidades de subsistir.

Los pequeños, que son protegidos por sus madres, aprenden muy rápido y comienzan a gatear al tener dos meses de edad. Incluso caminan antes de cumplir el primer año.

La hembra los alimenta con leche materna, cuidándolos como máximo durante cuatro años. Tras finalizar ese período son destetados, por lo que los jóvenes tienen que construir sus propios nidos.

Pocos depredadores y muchas amenazas

A pesar de su rudo aspecto y gran tamaño, este animal terrestre puede llegar a ser víctima de algunos depredadores como los cocodrilos o leopardos.

Sin embargo, hoy en día los gorilas se ven afectados directamente por la destrucción de su hábitat, a causa de las decisiones tomadas por el hombre para la explotación de los recursos naturales.

La violencia en algunos países africanos, y la caza indiscriminada también han puesto en riesgo la superviviencia de estas criaturas, las cuales están en estado de amenaza o peligro de extinción.