CHACAL » Un carnívoro terrestre similar al zorro y el coyote

Proveniente de la clase Mammalia (mamíferos) y perteneciente al orden de los animales carnívoros terrestres, el chacal es uno de los ejemplares que más se suele confundir con especies como el coyote o el zorro, pues sus rasgos morfológicos son muy parecidos debido a que todos forman parte de la familia de los cánidos (caninos), sin embargo, al observarlo detenidamente se pueden identificar las distintivas características de este cazador que habita en regiones de Europa, África, Medio Oriente y Asia.

Características de los chacales

Conocidos también por la denominación científica de Canis aureos, los chacales se caracterizan porque gozan de hocicos y orejas más largos que los coyotes.

De hecho, pese a tener rasgos parecidos tanto con estos últimos como con los zorros, los mencionados animales terrestres también difieren de ellos por su contextura delgada y pelaje poco abundante.

Por otra parte, aunque los chacales tienen varias especies, la mayoría miden de 38 centímetros a medio metro de altura, pesando alrededor de 15 kilos.

En cuanto a su longitud, las clases más grandes alcanzan de unos 85 a 100 cm, mientras los adultos más pequeños rondan los 70 cm.

Asimismo, un aspecto propio de dichos animales carnívoros terrestres, es que son espléndidos cazadores y poseen una gran resistencia física para correr.

En este sentido, son capaces de movilizarse durante un largo tiempo manteniendo un ritmo de hasta unos 16 kilómetros por hora.

El chacal y sus tres especies

Además de sus características generales, el chacal cuenta con rasgos físicos y cualidades propias de cada una de sus especies:

Chacal dorado: este es el ejemplar de mayor tamaño entre las tres familias, y también se le conoce como “chacal común”.

Mide alrededor de un metro de largo más otros 30 centímetros que le agrega su cola, sin mencionar que pesa 15 kilogramos cuando crece.

Su pelaje puede ser dorado pálido o de un color que varía entre amarillo y naranja, lo cual depende de la época del año.

Chacal de lomo negro: tal como su nombre indica, el pelo de su espalda es negro, color que abarca desde su cola hasta el cuello.

De igual manera, tiene reflejos blancos sobre el oscuro pelaje de su lomo, pero las demás partes de su cuerpo son de opacos tonos oxidados.

Mide unos 10 centímetros menos que el chacal dorado, los cuales se suman a una cola de 40 centímetros y pesa tan solo 12 kilogramos.

Chacal rayado: con medidas que no sobrepasan de 80 cm de largo, y un peso que oscila los 12 kilos, es la especie más pequeña.

Como su nombre lo indica, tiene varias rayas que lo distingue, las cuales son negras y blancas sobre un pelaje grisáceo.

Hábitat del chacal

El hábitat de este animal terrestre depende del chacal, por ejemplo, el rayado es capaz de vivir en zonas montañosas, con arbustos o en pantanos.

Pero el dorado y el lomo negro, están en estepas y desiertos o bosques y sabanas, respectivamente. De todos, el “común” es el más numeroso.

Del mismo modo, algunos de ellos son capaces de aventurarse hacia espacios rurales o áreas para cultivar, así como en campos abiertos con clima seco.

Su distribución geográfica comprende el sur europeo, el sur asiático y el norte africano, así como en ciertas regiones del Medio Oriente.

Alimentación del chacal

El chacal forma parte de los animales carnívoros terrestres, no obstante, son ligeros y en ocasiones tienen que atacar en grupos de hasta 8 de ellos para dominar presas grandes, como gacelas, ganado o antílopes.

Completan su alimentación con mamíferos pequeños, reptiles, anfibios, aves, e insectos, pero cuando la comida es escasa, recurren a la carroña o la basura humana.

Estos singulares caninos aprovechan su gran resistencia para poder llevar parte de la comida producto de la caza, a sus parejas y crías.

Pero cuando el alimento es demasiado o perciben que algún depredador ajeno a su familia se aproxima, acostumbran a enterrar sus sobras.

Hábitos de reproducción

Un dato curioso sobre los hábitos de reproducción del chacal, es que puede aparearse durante cualquier período del año, siempre que haya comida suficiente.

Después de copular, la hembra gesta a sus hijos por los próximos dos meses, dando a luz una sola camada de máximo 6 cachorros.

En este sentido, tienen una reproducción vivípara y amamantan a sus crías por 120 días. Éstos maduran sexualmente un mes antes de cumplir el año.

No obstante, es común que los chacales acompañen a sus padres hasta por los primeros 24 meses de sus vidas, a fin de ayudarlos a proteger a sus hermanos menores.

Depredadores de los chacales

Pese a ser animales carnívoros terrestres, los chacales no están en lo más alto de la cadena alimenticia, y tienen varios depredadores que atacan sobre todo a sus pequeñas crías.

Entre ellos destacan aves rapaces como las águilas, y también hienas o leopardos, dependiendo de la ubicación geográfica que ocupe su especie.